El entorno laboral de hoy es más global y está más conectado que nunca. Sin embargo, el aumento del modelo híbrido en el trabajo y la comunicación constante complican el equilibrio entre la vida personal y la laboral, sobre todo cuando se viaja por trabajo a menudo.

Si quieres destacar en tu carrera profesional y cuidar tu salud mental, te presentamos algunas estrategias para encontrar el equilibrio entre vida personal y laboral cuando viajas por trabajo.

¿Qué es el equilibrio entre la vida personal y la laboral?

Este concepto se refiere a tu habilidad para conciliar tu vida personal con tu profesión. Cuando encuentras un equilibrio que te funciona entre estas dos facetas de la vida puedes crecer en tu carrera profesional mientras mantienes tus relaciones personales y tus aficiones, que te enriquecen fuera del trabajo.

Es necesario priorizar este equilibrio para poder mantener tu bienestar, reforzar la resiliencia y disfrutar de una vida completa y satisfactoria junto con una carrera profesional sostenible.

¿Por qué es tan difícil conseguir este equilibrio cuando se viaja por trabajo?

La conciliación entre vida personal y laboral es importante para todo el mundo, pero para las personas que viajan a menudo por trabajo es un verdadero reto. Los viajes constantes pueden afectar a tu salud física y mental. Si viajas por trabajo hay que ser consciente de los inconvenientes para poder mitigar los efectos negativos.

Los viajes de negocios pueden ser especialmente estresantes: aeropuertos internacionales, el ritmo intenso de los planes de viaje, etc. La realidad es que suele haber poco tiempo para descansar. Los viajes largos también implican estar menos tiempo en casa con la gente que quieres y eso puede afectar a tus relaciones personales y provocar más estrés.

Los viajes de trabajo también pueden dejar huella en la salud física. Si cambias de zona horaria, puedes notar más cansancio debido a los cambios de rutina o al jet lag. Además, puede ser complicado seguir haciendo ejercicio y comer sano cuando estás en ruta.

A pesar de los retos que supone viajar por trabajo, es posible y necesario priorizar el equilibrio entre la vida personal y la laboral mientras viajas. Aquí tienes unas estrategias útiles para tu próximo viaje de negocios.

Consejos para conciliar tu vida personal y laboral si viajas a menudo por trabajo

1. Mantén el contacto con tu familia o amigos

Crea una rutina para estar en contacto con la gente que quieres estés donde estés. En los días de más trabajo o si estás en distinta zona horaria puede ser difícil ponerse de acuerdo, así que puedes reservar un momento para hablar en un calendario compartido para que todo el mundo esté al tanto. Ya sea una cena virtual con tus amigos o un tiempo para leer un cuento a tus peques antes de dormir, es importante priorizar esos momentos para conectar con tu gente.

2. Ponte una rutina de ejercicio

No es fácil entrenar después de un largo día de trabajo, y puede ser aún más difícil si estás fuera. Sin embargo, cuidar tu salud física te ayudará con el jet lag y con la gestión del estrés. Puede que reserves un hotel con gimnasio o piscina, pero, en caso contrario, una idea es meter en la maleta unas bandas elásticas o una esterilla de yoga plegable para hacer algo de ejercicio en la habitación del hotel.

3. Establece buenos hábitos del sueño

Dormir bien puede marcar la diferencia en tu salud física y mental, pero el jet lag, el estrés del trabajo o los ambientes nuevos pueden hacer que sea difícil conseguir descansar bien mientras viajas. Puedes conseguir buenos hábitos de sueño estableciendo una rutina nocturna y evitando las pantallas al menos una hora antes de irte a la cama. Las pantallas tienen una luz azul parecida a la luz solar, que puede confundir tu ritmo circadiano.

4. Come y bebe con moderación

Para estar saludable mientras viajas por trabajo, el ejercicio regular y el sueño no lo son todo. Para sentirte lo mejor posible y rendir al máximo, vigila lo que comes, intenta mantener una dieta variada y equilibrada, y bebe mucha agua para no deshidratarte. El alcohol y la nicotina también pueden afectar al sueño y a la salud en general, así que evítalos o limita el consumo al máximo.

5. Haz un viaje bleisure

La palabra inglesa "bleisure" es una mezcla de "business" (trabajo) y "leisure" (ocio), y en eso consisten estos viajes, en mezclar trabajo y ocio. Se puede hacer de varias formas, pero la más habitual consiste en alargar el viaje un poco más o que te acompañen amigos o familia durante el viaje. Según Statista, el 54% de las empresas permite que su personal haga viajes "bleisure" y el 50% da vía libre a que se lleven a alguien de viaje. Negocia con tu empresa la opción de viaje "bleisure" que encaje a todo el mundo y podrás convertir un viaje de trabajo en una experiencia para recordar.

6. Llévate al viaje una de tus aficiones

A veces puede resultar complicado desconectar cuando viajas por trabajo, y ver la TV en el hotel cada noche no es la mejor opción para desconectar. Llévate tus aficiones de viaje, ya sea con opciones portátiles de tus actividades favoritas o bien probando cosas nuevas. Si te gusta el arte, llévate un cuaderno de dibujo o cómprate un set de pintura portátil. Si te gusta correr, no te olvides de llevar tus zapatillas para explorar la ciudad. Sean cuales sean sus intereses, busca nuevas formas creativas de seguir practicándolos dondequiera que vayas.

7. Bloquea tiempo de descanso

Puede parecer contraproducente escribir "nada" en tu calendario, pero es importante ser proactivo también con los momentos de descanso. Cuando reserves el viaje, intenta elegir vuelos que lleguen un día antes de lo necesario para que te de tiempo a acostumbrarte a la zona horaria y a descansar antes de las reuniones o de empezar a trabajar. Durante el viaje, no tengas reparos en rechazar invitaciones o en bloquear tiempo en tu calendario para desconectar, sobre todo si necesitas un tiempo sin colegas de trabajo.

8. Cambia a una categoría superior

Puede ser muy beneficioso encontrar formas para relajarse durante el trayecto. Si viajas por trabajo con frecuencia, vale la pena pedir una categoría superior en los vuelos para ganar en comodidad, ahorrarte la espera en el control de seguridad o tener prioridad en el embarque. En las salas VIP del aeropuerto puedes comer, ducharte y relajarte para que una larga escala se convierta en una oportunidad para tomarse las cosas con más calma.

9. Automatiza las tareas administrativas

Libera tu mente dejando que la tecnología se encargue de parte de tu carga mental. Antes de irte, descarga las apps de viajes de negocios más útiles para gestionar tu plan de viaje, explorar tu destino, traducir o hacer un seguimiento de los gastos. Cuando viajes, identifica cosas que suponen una carga administrativa y busca maneras de simplificar tus próximos viajes.

10. Sal del hotel

Un cambio de escenario te puede ayudar a conocer a otras personas, encontrar inspiración y explorar un poco el destino. En lugar de trabajar desde la habitación de tu hotel, ¿por qué no vas a una cafetería cercana para revisar tus emails? Si necesitas un entorno de trabajo más exclusivo con una conexión fiable, reserva un escritorio en un coworking por un día, que también sirve para conocer gente nueva.

11. Pon límites

Es habitual sentir que tienes que estar continuamente disponible cuando viajas por trabajo. Por eso, es muy importante cuidarte y manifestar tus límites. Esto se puede traducir en garantizar que estarás en casa durante las vacaciones o solo responder los emails durante el horario laboral, incluso en el extranjero. Comunica tus límites de manera proactiva para que la gente de tu equipo sepa cuándo puede contactar contigo.

12. Habla abiertamente con tu superior y tu empresa

Si sientes agotamiento general o que estás perdiendo el contacto con la gente que quieres, haz una pausa y habla con tu superior para encontrar soluciones. La empresa tiene el deber de asistencia con su personal para garantizarle la seguridad y la salud mental y física. Recuerda que sufrir agotamiento durante un viaje de trabajo puede tener consecuencias a largo plazo tanto para ti como para la empresa.

Viajar por trabajo debería ser una experiencia enriquecedora, pero no agotadora. Antes, durante y después de los viajes, haz una reflexión sobre tu salud mental y evalúa el equilibrio entre tu vida personal y laboral. Con las estrategias y el apoyo adecuados, podrás ir a por tu próximo viaje de trabajo y construir una carrera profesional sostenible y con impacto a largo plazo.

Artículos sugeridos

09/03/23
6 min de lectura
Cómo gestionar el jet lag al viajar por trabajo

¿Quieres sacarle más provecho a tu próximo viaje de empresa? Descubre cómo disminuir el jet lag para...

Productividad Personas que viajan por trabajo
07/06/23
7 min de lectura
Cómo elegir el alojamiento adecuado para viajes de trabajo

Buenas alternativas a los hoteles y consejos para elegir el alojamiento adecuado para un viaje de ne...

Consejos para viajes de trabajo Personas que viajan por trabajo
30/06/23
6 min de lectura
Cómo sobrevivir a los vuelos de trabajo de larga distancia

Guía para maximizar el confort y la productividad antes, durante y después de un vuelo de trabajo la...

Productividad Personas que viajan por trabajo